Artes marciales

Las artes marciales, denominadas también sistemas de lucha, consisten en prácticas y tradiciones codificadas

cuyo objetivo es someter o defenderse mediante la técnica.

 

En la actualidad las artes marciales se practican por diferentes razones, que incluyen el deporte, la salud, la protección personal, el desarrollo personal, la disciplina mental, la forja del carácter y la autoconfianza.

 

Karate

 

Karate significa literalmente “mano vacía”. Mediante el arte de la mano vacía se conquista la salud del cuerpo y el equilibrio de la mente.

 

El karate es un arte marcial que promueve la salud y el equilibrio interior del practicante y cuya aplicación es la de servir como sistema de autodefensa, ocupando como tal un papel fundamental dentro del budo. El karate reúne y aprovecha todas las posibilidades defensivas que se encuentran en la naturaleza humana. Su esencia consiste en la utilización de cualquier parte del cuerpo como un arma. Su método de enseñanza es el kihon y el kumite; mientras los kata constituyen la gran herramienta de investigación del karate y del karateka.

 

 

 

Orígen y evolución del karate Goju Ryu

 

 

La tradición cuenta que fue el monje zen Bodhidharma (Daruma, en japonés), fundador del monasterio Shaolín, quien hacia el siglo VI inventó en China los primeros ejercicios físicos de carácter marcial, destinados a los monjes, para evitar que su cuerpo se anquilosara tras las prolongadas sesiones de meditación. Posteriormente, durante la larga época de guerras civiles que vivió China, estos ejercicios se fueron modificando en los monasterios hasta convertirse en autodefensivos, apareciendo así las artes marciales.

 

Los orígenes específicos del karate son inciertos, pero se enmarcan en una época en la que la dinastía china de los Ming ejercía una gran influencia sobre Okinawa, en torno al siglo XIV. La llegada de “las treinta y seis familias” de colonos chinos (Bin Yin), que se instalarán en Kume, señala su momento culminante. El karate parece ser el resultante de la fusión entre el arte marcial chino, de marcado carácter militar, que trajeron los soldados de la guardia del embajador y que se conocía en la isla como too de, con el arte marcial autóctono, que existía mucho antes de la llegada de los chinos y que era llamado uchinaadi. Su peripecia original está envuelta en la leyenda y relegada a la tradición oral hasta que a mediados del siglo XIX, un pionero, Toode Sakugawa (1782–1838) sintetizó el arte marcial chino con el autóctono para dar lugar a lo que hoy llamamos karate.

 

El término karate aparece en torno a 1901 con la finalidad de incorporarlo a la educación de los estudiantes de Okinawa. La demostración que realizan un grupo de históricos karatekas en 1921 ante el heredero y futuro emperador de Japón, fue determinante para su futura expansión. Gichin Funakoshi, desde Honsu, será quien escriba el primer manual de aprendizaje (Ryu Kyu Kenpo Karate) y quien aporte un método de enseñanza que permita su incorporación al sistema educativo primero y luego su difusión por todo el mundo tras la II Guerra Mundial.

 

Kanryo Higaonna (1852–1915) aprendió kenpo chino en Fushien y, a su regreso a la isla, organizó los fundamentos de lo que se llamaría Naha-te, una tendencia del kenpo de la isla de marcada influencia china, y que se llegaría a distinguir de otras dos: Shuri-te y Tomari-te. Más tarde, Chojun Miyagi (1888–1953), su discípulo, desarrolló a partir de sus enseñanzas su propia escuela, a la que denominó Goju Ryu. La enseñanza del maestro Choyu Hentona se enmarca dentro del estilo Goju Ryu, inspirado fundamentalmente en Naha-te, estilo que proviene directamente de Ha Ka Ke, la escuela china de la Grulla Blanca.

 

 




 

© 2015 by CHOYU HENTONA. Proudly created with GrupoAurio

Esis Fit Pilates

  • Facebook Basic Black
  • Twitter básica Negro
  • Google+ básica Negro

Artes Marciales Hentona

  • Facebook Basic Black